El grave error de no corregir una obra literaria

sobre escritura

De un tiempo a esta parte, propiciada, por un lado, por la aparición de editoriales que ofrecen a los escritores la posibilidad de publicar su obra sin un trabajo de corrección previo y, por otro lado, por la proliferación de plataformas digitales que ponen al alcance de cualquiera publicar su obra como Amazon o Wattpad, se observa una situación bastante frecuente: la presencia de graves errores gramaticales y ortotipográficos que hacen prácticamente ilegibles muchos de los textos que los lectores compran en su versión en papel o se descargan a sus lectores electrónicos, sus tablets o sus smartphones.

Por eso, no es extraño visitar cualquiera de las dos plataformas antes mencionadas y encontrar comentarios de lectores que aluden a faltas de ortografía o errores gramaticales en los ebooks que se descargan. Este fenómeno, al que, desgraciadamente, nos estamos acostumbrando, resta credibilidad al autor y a su obra y reduce visiblemente las probabilidades de que su libro sea un pequeño éxito de ventas, puesto que los comentarios negativos de los lectores desaniman a otros a comprar el libro y así, el escritor verá cómo sus ingresos y su reputación como creador de historias se reducen a la mínima expresión. Por tanto, no contratar los servicios de un corrector puede ser el inicio del fracaso de ventas y lectores de una obra realizada con mucho amor y dedicación por parte del autor.

Es por ello, que el trabajo del corrector de estilo y ortotipográfico es vital para conseguir que una historia transmita al lector todos los matices que el escritor imaginó mientras la concebía. La imprescindible labor del profesional de la corrección pasa por la revisión de los textos para corregir faltas gramaticales y de léxico, ayudando asì a definir su comprensión y asegurar la calidad del mismo, subsanando errores de ortografía y dotando al texto de la limpieza necesaria para que el lector pueda apreciar toda la belleza de las palabras que está leyendo.

Por tanto, cuando un autor escribe la palabra “fin” en su manuscrito, solo ha terminado una parte del trabajo que llevará su libro a las estanterías de las librerías o a las plataformas digitales. Las posteriores revisiones y los procesos de corrección eliminarán los errores ortográficos, tipográficos y de estilo que se hayan podido cometer, inconscientemente o por desconocimiento, en el proceso de creación y aseguraràn mayores probabilidades de éxito a la obra dentro de un mundo cada vez màs competitivo y con un nivel de exigencia cada vez mayor.

 

Fuente; http://www.mundopalabras.es/2013/07/02/el-grave-error-de-no-corregir-una-obra-literaria/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s