Usa la Biblioteca Nacional de España

La Biblioteca Nacional de España, a pesar de ser un edificio (y servicio) público conocido por casi todo hijo de vecino, sigue imponiendo al respetable, al que le cuesta franquear las verjas de su entrada para hacer uso de ella, o simplemente visitarla… Es probable que influya la propia grandeza de su arquitectura, que invita poco a ello, pero basta disfrutar una vez de lo que ofrece para superar “el trauma”.

Sus responsables lo saben, y quieren evitarlo. Para ello han simplificado el modo de acceso al edificio, de modo que ya no es necesario tener el carné de la biblioteca para visitar el impresionante vestíbulo de la entrada principal. Así, se podrán contemplar también abiertamente las esculturas de Isabel II y Francisco de Asís, la pareja reinante en la fecha del inicio de las obras, así como la de Marcelino Menéndez Pelayo (director de la Biblioteca de 1898 a 1912), obra de Lorenzo Coullaut y Valera.

También se ha simplificado el acceso: tras un control de seguridad (hasta ahora había que pasar varios y dejar en las taquillas todas las pertenencias…), los ciudadanos que quieran tener cualquier tipo de información y hacerse el carné podrán hacerlo en escasos minutos gracias al nuevo espacio de “Información General y Carnés”. Además, cuenta con un amplio escaparate informativo de todas las exposiciones, conferencias, talleres y actividades académicas y culturales, así como todo lo que  el visitante necesite conocer sobre la Biblioteca y su Fundación de Amigos.

El salón italiano, donde hasta ahora se encontraban los mostradores de información y carnés, se convertirá en un espacio abierto y polivalente para realizar actividades y exposiciones.

Todo esto forma parte de la campaña “Usa la BNE”. Aunque no sean grandescambios para los usuarios de la biblioteca, seguramente ayude a algún ciudadano a acercarse a ella y, quién sabe, sacarse el carné y utilizarla. En paralelo, se han editado una serie de vídeos explicativos para hacer llegar de un modo aún más sencillo las normas de la casa: cómo sacarse el carné, con qué materiales se puede acceder a las salas, qué publicaciones se pueden consultar… etc. Algunos de ellos puedes verlos en esta misma página.

Ah, y una buena noticia para los ciclistas: desde finales de mayo hay aparcamiento para cuarenta bicicletas dentro del recinto de la Biblioteca Nacional. Ya no hay que buscarse una señal de tráfico para atarla… Con ello, la biblioteca declara que pretende fomentar los desplazamientos en medios de transporte no contaminantes. ¡Bien hecho!

 

Fuente; http://www.estandarte.com/noticias/varios/nuevo-acceso-y-normas-de-la-biblioteca-nacional-de-espana_2570.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s