La sensualidad de leer en pantalla llega a Perú

En el lanzamiento de la primera librería digital peruana, Kiputeca, el escritor peruano Fernando Ampuero, quien empezó a publicar en la década de los 70, se mostró esperanzado en el futuro de la lectura: “La cultura de la letra electrónica emula el libro impreso: aunque se pierde la sensualidad del impreso, los contenidos siguen incólumes y seguro luego proveerá su propio hedonismo”.

Desde que se ha corrido la voz de la existencia de Kiputeca, a su directora, la periodista y escritora peruana Fietta Jarque, le preguntan mucho por el olor del papel. “¿Quién compra un libro por el olor?”, cuestionó la noche del jueves durante el lanzamiento de la librería de casi 24.000 títulos y la editorial de libros electrónicos PLibros, especializada en Perú.

El otro comentarista, el filólogo español Silvano Gozzer, hoy establecido en Perú con su consultora de estrategias editoriales Anatomía de la Red, destacó que haya sido Jarque quien lidera este emprendimiento pionero en su país, “porque pudo haberlo hecho un advenedizo, una tienda por departamentos, por ejemplo”, en lugar de una amante de los libros y la edición desde su infancia, cuando veía a un tío y a un abuelo trabajando en el rubro.

La escritora recordó una anécdota de su padre, el editor Pedro Jarque, quien siempre volvía cansado del viaje luego de asistir a la Feria de Fráncfort. Inusualmente una vez llegó a casa entusiasmado porque vio a Akio Morita, el cofundador de Sony cuando sacó de un bolsillo un pequeño disco que por un lado contenía la Enciclopedia Británica y del otro lado estaba vacío.

Gozzer explicó que de las 250.000 novedades en español que se publican por año, a Lima llegaba –impreso- menos del 10%. “Pero pensemos en cuáles se pueden comprar en Huancayo (sierra central) o Iquitos (selva norte) , quizá solo el 1%, y eso es una injusticia solo por el hecho de haber nacido en otra ciudad. Tenemos ahora la posibilidad de sortear esa desventaja implacable, el lector tendrá posibilidad de comprar”.

El consultor en edición digital relató que hace cerca de un año, cuando escribió un estado de la cuestión de los libros digitales en Perú, no había más de 20 libros electrónicos de contenido peruano, hoy hay un poco más de 200. Además, cree que en algunos años, “así como el correo electrónico perdió la coletilla ‘electrónico’ el libro está en ese proceso de perder la coletilla ‘digital’.

“Todos los días entran libros nuevos a la librería, es la mayor cantidad de libros en castellano que se puede encontrar en un solo lugar”, informó Jarque. “En algunos lugares del país no hay librerías y probablemente nunca habrá, nutrirse de novedades es improbable en algunas regiones. Y no es que la población sea tonta y que por eso no lee, sino que no ha estado expuesta lo suficiente al libro”, comentó la directora de Kiputeca.

“Siempre me sorprendió que el poeta César Vallejo naciera en Santiago de Chuco”, dijo acerca de esa localidad alejada en el norteño departamento de La Libertad, conectada con su capital en aquel tiempo solo a lomo de bestia. “Así como él, quizá puede haber ahora muchos niños –que quieran leer–, por eso el primer libro que hemos editado –como e-book– ha sido Trilce”, el poemario más conocido del autor, escrito en 1922. “No tienen que humedecerse los dedos”, advirtió la escritora y empresaria mientras pasaba las páginas de Trilce en una pantalla gigante.

Jarque precisó que, a diferencia de otras grandes librerías virtuales, están catalogando a mano, no mediante un robot ni algoritmos. “Los cambios en las recomendaciones se hacen manualmente. Tenemos montones de libros sobre el kirchnerismo, no sé qué fanatismo hay en Argentina”, ironizó. Kiputeca ofrece un blog en el cual el librero es el escritor peruano Sergio Galarza, residente en Madrid.

El nombre de la librería deriva de la palabra quechua quipu, el sistema de comunicación y registro usado por los incas durante el imperio del Tahuantinsuyo, en el que la codificación se realizaba mediante nudos en cuerdas de lana o algodón.

El catálogo de la Kiputeca tiene títulos de más de ochenta editoriales internacionales. Jarque, autora de la novela Yo me perdono y reconocida por sus textos de crítica de arte en EL PAÍS, animó a las editoriales nacionales a llevar sus libros al digital, pues por ahora casi todos los autores peruanos disponibles en línea han sido editados en España.

Gozzer le respondió a Ampuero, quien también se había referido al olor del papel impreso, que Amazon vende un protector de Kindle con aroma –de libro nuevo o viejo–. Al final del evento el narrador buscó al experto debido a otra atingencia: “¡Pero no se puede autografiar!”. El experto le hizo notar que ya existe una aplicación para ello.

Por el momento, la librería solo vende en Perú pero ampliará las transacciones a otros países, en particular, la parte de libros peruanos que se podrán comprar desde cualquier parte del mundo.

Fuente; El Pais

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s