Tiempo de separación por Miriam SE

Siempre nos toca separarnos de gente, lugares o cosas, a Lucía le tocó demasiado pronto según ella.

 

Lucía llevaba años dibujando con el mismo portaminas, había pasado con él toda su adolescencia. Para ella era el mejor portaminas del mundo dibujaba tal y como ella quería, las minas que usaba no eran ni muy gruesas ni muy delgadas, era su portaminas perfecto, el que estaba en equilibrio con ella.

 

Un día no lo encontraba, “me lo habían robado” fue el primer pensamiento que le vino a la cabeza, siempre tendía a pensar que la habían robado a pesar de que nunca en su vida la habían robado.

Después dejó a  su cabeza rectificar.

 

Me lo habré dejado por aquí encima”. Busco por su escritorio sin descanso hasta ponerlo patas arriba y tampoco lo encontró.

 

Después de unos minutos admirando el último dibujo que había hecho con él respiró hondo, se levantó y se fue a comprar otro portaminas.

 

Al principio sentía que se traicionaba a sí misma, pero pasado un tiempo lo tenía claro, a veces hay que cambiar, y no fue tan malo como pensaba.

FIN

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s