Decepcion tras decepcion por Miriam SE

Sami, como le llamaban sus amigos volvía de una entrevista de trabajo, iba bastante bien vestido tal y como iba normalmente.

Llevaba un polo gris y unos vaqueros, unas deportivas negras y hasta se había peinado, cosa que no hacía habitualmente.

 

No solía tener entrevistas de trabajo a pesar de su empeño de echar a ofertas, llevaba años echando a ofertas de trabajo, pocas veces tenía entrevistas y menos veces tenía trabajo. Sus trabajos solían ser de un mes, dos como mucho trabajos mediocres que no tenían que ver con sus precarios estudios de profesor.

 

Hubo un tiempo en el que tuvo algo más o menos fijo, se tiro casi medio año de profesor sustituto, pero nunca llegó a aprobar para ser profesor titular, quizás nunca quiso, quizás el moverse de un sitio a otro era lo que le llamaba de ser profesor, o eso pensaba en aquella época.

Llevaba ya tanto tiempo sin algo fijo que solo podía recordar que lo que le impulsó a estudiar fue el enseñar algo a alguien, el sentirse útil para una sociedad que nunca le iba a dar una oportunidad, y al menos tenía estudios, a cuantos conocería a lo largo de su vida que no tenían estudios, y que por ello la gente miraba mal sin saber que tienen otro tipo de conocimientos, que quizás no tengan conocimientos tan específicos como Sami en historia, pero tenían mucha cultura general y estaban más al día que muchos compañeros de profesión que Sam.

 

Y aun así no le valdría para nada.
Esfuerzo era lo único que le quedaba y era en lo que se volcaba día tras día.

FIN

Miriam SE

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s