Pegado a la silla por Miriam SE

Hace tanto tiempo que estoy sentado, no es que este en una silla de ruedas, me duele el culo de no moverse del asiento, es probable que la silla ya había creado un molde de mis posaderas, horas y horas, días, meses sentada viendo nada, no es que sea ciega, hace días que mi mando se quedó sin pilas y no puedo levantarme.

 

Nunca echaban nada bueno en la tele, poca información era real pero yo seguí nutriéndome de esa toxina, millones de personas se nutrieron, ahora el mundo es peor, pero no puedo levantarme de la silla.

 

Los gobernantes están satisfechos, nadie sale a la calle a protestar, no pueden, pero a esos que salen y se quejan, son minoría no les influyó la toxina, no veían la televisión, y ahora solo saben quejarse de que los demás no salimos a protestar, no saben que no podemos.

 

Nosotros nos quejamos desde nuestros asientos de que no podemos levantarnos, cuando nos quisimos dar cuenta ya era demasiado tarde, ya estábamos pegados por culpa de la televisión, podemos mover los brazos, hablar, pero nuestros glúteos no se despegan de la silla. Alguno intentó salir a la calle pero un breve disparo silencioso acallaba las protestas. Nadie lo sabría nunca, alguien salió a la calle con una silla y “se cayó a un río” por ejemplo, era la justificación.

Aun seguían pasando basura en la televisión para sentar a aquellos que aún estaban de pie.

FIN

MiriamSE

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s