EDICIONES LETRA CLARA: “SE ESCRIBE MUCHO Y MUY BIEN, PERO NO TODO ACABA VIENDO LA LUZ, O NO SIEMPRE POR MEDIOS TRADICIONALES”

Jesús Fernández de Letra Clara, la editorial encargada del premio Menores de treinta años de EntreEscritores , nos habla sobre el peso de la literatura anglosajona en el mercado editorial y la “ebullición sudamericana” y aprovecha para arrojar luz sobre el convulso momento que vive el sector.

foto oficina Letra Clara editores

Mantenéis una máxima clara: “la idea de renovar la literatura se impone como necesaria” ¿Por qué lo creéis así?

Vivimos un momento en el que la literatura está amenazada. Los continuos cambios tecnológicos hacen que ésta precise renovarse, tanto en sus medios a la hora de llegar al público, como en el acto creativo en sí, si no quiere verse aniquilada. Sería un error limitarse a renovar el “envase”. Creemos que es igual de imprescindible encontrar nuevas propuestas, riesgos creativos que determinen esta época no sólo como aquella en la que el papel dejó de tener predominancia, sino como aquella en la que la escritura dio un paso adelante en sus contenidos y en la forma en la que éstos fueron escritos.

Vuestra editorial es la encargada de premiar la mejor novela escrita por un menor de treinta años ¿Por qué ése categoría?

Las ganas de escribir y de publicar no son exclusivas de una determinada franja de edad, pero sí creemos que tienen un especial valor en aquellos que aún no han cumplido los treinta. Los jóvenes tampoco tienen la exclusiva de las ideas nuevas, pero sí notamos que tienden a arriesgarse más, o al menos escriben con la intención de hacer algo diferente. Sólo el intento merece que alguien apueste por ellos. Es notorio que con esa edad la publicación de libros en grandes editoriales es residual, por no decir inexistente, lo cual da una visión distorsionada de la realidad, pues hay mucha gente joven que escribe y entre ella hay talento, un talento que merece una oportunidad.

¿Son prometedoras las nuevas generaciones de autores?

Si no creyéramos eso, mal andaríamos. De ellos depende que la literatura siga viva, así que su responsabilidad es enorme. Pero creemos que podemos estar tranquilos porque, a pesar de lo que nos quieran vender, contamos con los jóvenes mejor preparados de la historia de este país. Eso, está claro, tendrá su reflejo en el ámbito literario.

¿Qué momento diríais que vive la literatura española? ¿Y el sector editorial?

Es probable que esta misma pregunta se haya contestado y se conteste siempre en términos negativos, pero es un tópico no del todo cierto eso de que vivimos tiempos malos para la lírica. Quizás convendría separar la impresión respecto a la literatura de la del sector editorial. Se escribe mucho y muy bien, pero no todo acaba viendo la luz, o no siempre a través de los medios tradicionales. Calibrar “la literatura actual española” por sólo lo que se publica sería un error; no hace falta más que echar un vistazo por Internet (blogs, redes sociales…) o por los movimientos presenciales, sobre todos los poéticos (recitales, slams…). Por otro lado estaría el sector editorial. Es evidente que nos enfrentamos a un período convulso porque no estamos aislados del ambiente económico general. Nos consta que, en la medida de lo posible, cada cual está intentando adaptarse a las nuevas reglas del juego, pero aún es pronto para saber si esos esfuerzos verán o no su recompensa con la supervivencia del sector.

logo_faldon letra clara

¿Qué país o zona posee el sector editorial más fuerte o ejemplar?

Evidentemente, la literatura en lengua anglosajona cuenta con una repercusión mundial difícilmente alcanzable para otros mercados, pero hay países que cada vez tienen más presencia a nivel internacional. La ebullición creativa sudamericana no ha dejado de latir. O países como Suecia, un caso especial que está viviendo unos años fantásticos respecto a las ventas. Es difícil concretar la fortaleza literaria de una zona concreta, porque, igualmente, convendría separar los números fríos del mercado, de la calidad de la literatura que se hace.

¿Algún género literario en especial está viviendo su etapa dorada?

La narrativa sigue imponiéndose al resto, aunque creativamente la poesía es más atrevida a la hora de innovar y a la hora de adaptarse a los nuevos medios. Dentro de la narrativa, la novela sigue siendo el formato clave, pero, también gracias a Internet, los cuentos y relatos están encontrando un acomodo muy interesante, con una repercusión más directa. Y en cuanto a géneros dentro de la novela, hay algo que no cambia y es que ésta sigue viviendo mucho de las modas. Es curioso, porque una moda dura exactamente lo que a alguien se le ocurre publicar algo diferente, abriendo una nueva tendencia. Parece como si se esperase al hartazgo del mercado y del gusto del público para exprimir al máximo cierto producto y, cuando ése no da más, intentarlo con algo diferente. En una secuencia simplista del asunto, pasamos de niños que hacían magia, al thriller policiaco con piercings y de éste a los vampiros, y de ellos al erotismo extremo.

Calibrar “la literatura actual española” por sólo lo que se publica sería un error; no hace falta más que echar un vistazo por Internet (blogs, redes sociales…) o por los movimientos presenciales, sobre todos los poéticos (recitales, slams…)

¿Diríais que se están aprovechando al máximo las posibilidades que ofrece el ebook? ¿Por qué ese temor o confrontación de las editoriales tradicionales con los ebook?

El temor procede de la incapacidad de control del mismo. Tenemos la certeza que en el proceso del papel a la pantalla hay algo que se nos está escapando a editores, autores y también al lector. Si planteamos la lucha como pobres indefensos en contra de la virulencia de la piratería, estaremos entrando en un terreno peligroso que nos llevará a ninguna parte. Quizás convendría prestar atención a otros ámbitos en los que sí es posible luchar en igualdad de condiciones. Desde luego, creemos que a día de hoy nadie ha dado con la clave y que, en determinada medida, estamos a la expectativa de ver qué ocurre con los ebooks. Aunque quizás el peligro esté en que dejemos pasar un tiempo precioso que más adelante será imposible recuperar.

 

 Fuente:entreescritores

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s