Qué deberías tener en cuenta si decides autoeditarte

El trabajo de edición es un proceso complejo en el que intervienen un gran número de profesionales. Ahora bien, ¿qué pasa cuando sólo hay una persona detrás? Acabamos de terminar nuestra primera novela y queremos dar el salto y acercar nuestra obra a futuros lectores, para ello tenemos que tener en cuenta cuales son los pasos que debemos dar.

Lo normal sería enviar nuestro manuscrito a una editorial o a una agencia literaria para que gestione nuestros derechos como autor y encuentre la editorial que mejor pueda adaptarse a nuestra obra. Por otro lado, también podemos lanzarnos a la aventura e intentar ponernos en la piel del editor y autoeditar nuestra obra.

A lo largo de este artículo iremos analizando cuales son los pasos que intervienen en el proceso de edición de una novela desde que tenemos el manuscrito terminado hasta que este se encuentra en las estanterías. De este modo podremos ser conscientes de lo que supone poner nuestro libro en manos de nuestros lectores potenciales y tener en cuenta lo que tendremos que afrontar si decidimos autoeditarnos.

La editorial, el agente literario y el contrato de edición

Empecemos por lo primero. Hemos terminado la redacción del manuscrito y queremos sacarlo a la calle. Lo que haríamos sería enviarlo directamente a la editorial o podemos optar en su defecto por hacerlo llegar a un agente literario.

Los agentes literarios son representantes de autores y prestan servicios de gestión de las obras y los derechos de autor que se derivan de la explotación de dichas obras. El autor en contrapartida suele ceder una parte de los ingresos derivados de la gestión. Esta gestión suele oscilar entre el 10% y el 20% de los ingresos brutos que perciba.

Una vez que el agente percibe la obra esta se somete a la consideración de distintos editores potenciales. Si la obra logra despertar el interés de alguno de ellos entonces se redacta el contrato de edición.

El contrato de edición suele contener las siguientes cláusulas:

  • Anticipo: este es el avance sobre los derechos de autor. Es una cantidad que la editorial no recuperará y que se entrega como contrapartida al compromiso asumido por el autor al confiar su obra a la editorial
  • Royalties: una vez amortizado el anticipo, el editor liquidará anualmente un porcentaje sobre el PVP sin IVA de las ventas según lo pactado en el contrato.
  • Duración: normalmente la duración del contrato de cesión de la obra suele oscilar entre los 7 y los 15 años siendo posible renegociar los términos del contrato al final del período.
  • Territorio: el anticipo y los royalties variarán en función de los países para los cuales el editor decida publicar la obra.
  • Lengua: al igual que ocurre con el territorio los términos del contrato variarán en función de las lenguas en las que se pretenda publicar el manuscrito
  • Plazo de publicación: en el contrato se deberá establecer un período máximo para la publicación del libro. Normalmente el período máximo suele ser de 12 a 15 meses.

Aspectos del trabajo editorial que tenemos que tener en cuenta a la hora de autoeditarnos

Una vez que el editor ha decidido aceptar el manuscrito empezará el proceso de pulir la obra y hacerla llegar a las librerías. En los siguientes puntos vamos a ir considerando los principales aspectos del proceso de edición que tendremos que abordar cuando nos autoeditemos :

  • Editing: el editor leerá el manuscrito con ojos críticos y comenzará un diálogo con el autor para intentar mejorar aspectos de la trama y la escritura de cara a ofrecer un mejor producto. En nuestro caso, si lo que hemos decidido es autoeditarnos, conviene que animemos a amigos, familiares u otros miembros de la comunidad de MeGustaEscribir a que lean nuestra obra. Debemos estar siempre abiertos a las sugerencias y a las críticas constructivas. Normalmente cuando escribimos nuestra primera obra no establecemos una distancia con lo escrito y por ello es importante que otros lo lean. Estas críticas nos ayudarán a entender qué es lo que funciona y lo que no funciona en nuestro libro.
  • Corrección de estilo y ortotipográfica: una vez que el editor ha terminado el proceso de editing los correctores se encargarán de revisar la otografía y el estilo del texto. Normalmente estos profesionales realizan tres lecturas del manuscrito antes de entregarlo al taller para proceder al proceso de producción. Este es un aspecto muy importante ya que una mala ortografía puede dificultar la lectura y provocar un distanciamiento entre el lector y la obra. Hoy en día hay muchos profesionales freelance que ofrecen estos servicios de corrección. Si vamos a autoeditarnos sería interesante, en función del presupuesto del que dispongamos, considerar la opción de contratar sus servicios para conseguir un resultado más profesional.
  • Preparación tipográfica del original: la preparación tipográfica del original tiene como objetivo preparar el manuscrito según los parámetros de estilo tipográfico de la editorial. Normalmente si editamos con una editorial esta adaptará nuestro manuscrito al formato y colección en el que lo vayan a publicar.Existen varios programas que nos ayudarán con esta tarea. Sería interesante familiarizarnos con ellos si vamos a decidir realizar este trabajo nosotros mismos. Normalmente los más utilizado por los profesionales son Indesign o Illustrator en el caso de libros ilustrados. En el caso de autoeditarnos tendremos que tener en cuenta los siguientes aspectos:
    • Tipos de letra de cada elemento textual (Esto incluye texto del original, índices, bibliografías, notas al pie de página, etc)
    • Medidas de la caja de texto
    • Medidas de los márgenes
    • Orden de la compaginación
    • Jerarquía tipográfica de los títulos, párrafos…
  • Redacción de los textos de contraportada y solapas: este es otro de los aspectos fundamentales del proceso de edición. Normalmente cuando los libros están en la estantería lo primero que llama la atención del lector suele ser la portada. Esta será la que haga que el potencial lector coja nuestro libro en las manos. Una vez lo tenga lo primero que hará será girarlo y comenzar a leer el texto de contraportada. Es muy importante que captemos su atención desde el primer momento. Si el texto de contraportada es muy largo lo que normalmente hará el lector será leer el primer y el último párrafo, por ello es importante concentrar nuestros esfuerzos en estos dos puntos. Al igual que comentábamos en el apartado de editing sería interesante redactar varios textos de contraportada y hacer que amigos o familiares los lean antes de elegir el definitivo
  • Portada: se comenta que una imagen vale más que mil palabras. Puede ser discutible pero cuando nuestro libro está en una librería rodeado de cientos más tenemos que ser muy cuidadosos a la hora de elegir una imagen de cubierta que llame la atención de nuestros lectores. Nuestra recomendación es que os paseéis por unas cuantas librerías y veáis los diferentes estilos de cubiertas en función del género de vuestra novela. Tened en cuenta que queréis apelar a vuestros lectores potenciales, para ello sería interesante analizar qué tipo de cubiertas funcionan con qué tipo de lectores. Si vamos a autoeditar nuestro libro en formato digital tenemos que tener en cuenta que normalmente nuestra portada se verá más reducida en pantalla. Por ello es importante que hagamos diferentes pruebas antes de decidirnos por una. En Internet hay numerosos bancos de imágenes que podéis utilizar para crear vuestra cubierta. A continuación os dejamos los más importantes:
  • Producción: una vez hemos pasado por todos los pasos anteriores y si queremos editar nuestro libro en formato físico deberemos tener en cuenta los gastos que se derivan de ello. A grandes rasgos estos son los diferentes aspectos que tendremos que considerar:
    • Tirada: este es un aspecto fundamental a la hora de empezar a valorar los costes de producción. A mayor volumen, menores serán los costes variables. Eso sí, tendremos que analizar primero nuestros lectores potenciales antes de lanzarnos a editar. Hay una serie de preguntas que deberemos hacernos:
      1. ¿Cómo voy a distribuir mi libro?
      2. En función de esta distribución, ¿cuántos podrían ser mis lectores?
      3. ¿A cuantos de estos lectores llegaré?
      4. ¿Qué precio estarían dispuestos a pagar estos lectores?
      5. Al tratarse de autoedición, ¿tengo algún lugar para guardar los ejemplares o tendré que alquilar un espacio para almacenarlos?
      6. En función de este precio y número de lectores, ¿cuántos ejemplares deberé producir
    • Formato: ¿Editaremos nuestro libro en tapa dura o blanda?
    • Papel: ¿Qué tipo de papel utilizaré? Tengamos en cuenta que comprar el papel por nuestra cuenta nos saldrá más barato que hacerlo a través del impresor.
  • Marketing: una vez que ya hemos realizado todos los pasos anteriores llega la hora de promocionar nuestro libro. Las editoriales grandes suelen realizar material para el punto de venta, cuñas de radio o incluso publicidad en autobuses. Si vamos a autoeditarnos lo más asequible para nosotros será realizar una promoción online. Para ello sería interesante que trabajáramos nuestra presencia en la red. Sobre todo no olvidemos que en las redes sociales es importante ofrecer contenido interesante y de calidad. No hablemos  constantemente de nuestra novela, deberemos intentar generar contenido que no sea exclusivamente de promoción o  perderemos el interés de nuestros seguidores. Estos son los principales canales que sería conveniente considerar:
    • Facebook: en facebook podemos crear una página de fans de nuestro libro o incluso una página de autor si lo que queremos es crearnos una marca.
    • Twitter: hoy en día twitter es una magnífica forma de darnos a conocer. Desde twitter podemos estar en contacto directo con nuestros lectores, conocer otros autores y generar interés.
    • Youtube: para crear un booktrailer sencillo no precisamos de grandes programas de edición. Un buen booktrailer puede ser una herramienta de marketing muy interesante que nos permita llegar a un mayor número de lectores.
    • Página web: wordpress nos permite crear una página web sin tener muchos conocimientos de informática avanzada. Lo mejor sería crear esta página durante el proceso de creación de la novela, de esta forma podemos empezar a generar interés antes de que esta salga publicada. No nos olvidemos de enlazar a esta página web el resto de nuestros canales online para tener la información centralizada.

Hasta aquí este post sobre edición y autoedición. Esperamos que os haya gustado y que estas pinceladas os puedan ser de ayuda a la hora de emprender la aventura de autoeditar vuestra obra. Y si os animáis no os olvidéis de compartir vuestras experiencias con el resto de la comunidad. ¡Buena suerte a todos!

 

Fuente:megustaescribir

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s