El escritor Eduardo Laporte sostiene que “hay que hacer una revolución en la manera de enseñar a leer”

El periodista y escritor Eduardo Laporte ha afirmado que “hay que hacer una revolución en la manera de enseñar a leer”; en este sentido, ha indicado que “hay que renovar la enseñanza de literatura, plantearse cómo seducir a los niños, de manera natural, en el arte de leer”.

En una entrevista concedida a Europa Press en el marco de los cursos de verano que organiza la Universidad Internacional de Andalucía (UNIA), Laporte ha declarado que una buena opción sería trabajar en microrrelatos, que son textos “muy jugosos que pone en los labios de los niños la miel de la literatura”. En este sentido, ha confesado que “destruiría” ciertos libros de lectura obligatoria durante la educación secundaria, como son ‘La Celestina’ o ‘El sí de las niñas’. “Estos libros son interesantes, pero a los treinta años, no a los quince”, ha comentado. Además, ha añadido que a los niños y jóvenes “hay que darle algo que esté a la medida de sus capacidades cognitivas como ‘El mundo de Sofía’, que es un libro interesante para la educación secundaria”. Recordando su adolescencia, el autor ha confesado que le fascinaban una serie de libros como ‘El pequeño Nicolás’, ‘El Mago de Oz’, ‘Momo’ o ‘Charlie y la fábrica de chocolate’.

Ha criticado la presencia de “una especie de Antiguo Régimen en las escuelas que impiden crear hábitos de lectura en los pequeños”. El escritor ha subrayado la labor de ciertas librerías que están cumpliendo una “importante labor social” en cuanto a la difusión de la literatura entre los más jóvenes creando talleres de cuentacuentos y actividades similares. “Podríamos llamarlas las nuevas misiones pedagógicas que forman parte de un proceso de promoción de la cultura en el que el librero se ha convertido en una parte activa”, ha explicado. “Estas pequeñas librerías aportan un valor cualitativo, mantienen viva la cultura con presentaciones y tertulias y están generando circuitos culturales que poco a poco dan vida a los barrios”, ha destacado. También se ha referido a la labor de difusión de las editoriales independientes, que “hay muchas y muy buenas en España”. En cuanto a las nuevas tendencias literarias, Laporte ha incidido en el microrrelato que, gracias a las redes sociales, está cobrando un gran protagonismo.

El escritor, a pesar de considerarse un lector de este tipo de narrativa, ha confesado su preocupación sobre una posible desaparición de novelas voluminosas y densas al estilo clásico. “Me preocupa que se lean novelas que no aportan nada, que no te hacen conocer mejor la realidad o a ti mismo”, ha comentado. Así, ha añadido que hay ciertas novelas que le cuesta trabajo leerlas pues representan una forma de pensar muy simplista; “las novelas que no enriquecen la mirada no me interesan”, ha concretado. También ha expresado su preocupación en cuanto al tiempo que se le dedica a la lectura. “Es una tragedia no tener tiempo suficiente para leer” ha constatado: con respecto a este tema, ha señalado que “es una pena que fuera de mi círculo ‘culturetilla’ no encuentre estrés cultural en la gente”. El proceso de creación Refiriéndose a su proceso de creación literaria, el escritor ha explicado que desde existe Internet es “imposible concentrarme en una sola cosa y escribo a la vez que respondo a un mail”, ha comentado. El escritor de hoy se aleja de la “idea romántica” del oficio. Como si de una ficcionalización de la realidad se tratara, Laporte cuenta en sus obras lo que existe, “pero lo hago desde mi perspectiva”, ha explicado.

Se autodefine como un “escritor impresionista que bebe de la realidad para luego transformarla” y ha declarado no tener en mente obras de ficción pues, según él, no se ve “capaz de inventarse un nuevo mundo, al menos de momento”. Con respecto a su intento por distribuir sus publicaciones de forma digital, el autor ha insistido en que la revolución del libro electrónico en España “no está llegando como debería”. Su libro ‘Habana 2009’ fue comercializado a través de una editorial de Miami en formato electrónico y salió a la venta con el precio de 3 euros: “se ha vendido con cuentagotas”, ha comentado el autor. Laporte, sin embargo, cree que puede ser una opción en el futuro pues, “hay mucha gente que ahora empieza a leer en tabletas”, ha concluido.

fuente:20minutos
fuente20minutos

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s