Los editores facturaron 803 millones en libros de texto en 2012, el 81,5% con los manuales para Infantil, Primaria y ESO

noticias

El precio sube un 1,1 por ciento para este curso y las referencias digitales representan ya el 25% de los contenidos para alumnos

Los miembros de la Asociación Nacional de Editores de Libros de Texto (ANELE), que comprende al 90% del sector, facturaron el año pasado más de 803 millones de euros, de los que un 81,5 por ciento correspondió a la venta de ejemplares para los tramos de educación obligatoria, es decir, Infantil, Primaria y ESO.

Así se desprende del último informe elaborado por la ANELE, según el cual, los editores facturaron 803,18 millones de euros el curso pasado, cuando se vendieron 44,57 millones de ejemplares de libros de texto a un precio medio de 18,02 euros para los 7,93 millones de alumnos que se contaban en 2012 en todo el país.

Por tramos de enseñanza, los niveles más altos de facturación se alcanzaron en Infantil, con 139,57 millones de euros, lo que supone un gasto medio por niño de 71,45 euros; Educación Primaria, tramo en el que la facturación alcanzó los 329,38 millones, a unos 116,31 euros por estudiante y Educación Secundaria Obligatoria, con 187,03 millones, unos 103,29 euros por alumno.

Asimismo, en libros para Bachillerato la facturación alcanzó los 65,66 millones de euros, mientras que fue de 19,41 millones en los destinados a Formación Profesional. El resto, 62,19 millones, se facturó en libros de formación complementaria, según el informe de ANELE, que no tiene en cuenta la facturación de libros en Educación Especial ni en Programas de Cualificación Profesional Inicial.

La organización destaca que el año pasado vendió cinco millones menos de ejemplares y lo atribuye, por un lado, a los recortes en becas y programas de gratuidad y, por otro, a la “incertidumbre” que en su opinión suscita la Ley Orgánica de Mejora de la Calidad Educativa que se encuentra en trámite parlamentario.

En España los libros de texto están sujetos a dos regimenes distintos: el “precio fijo” o “único”, que determina el editor y que es aplicable a los libros destinados a Educación Infantil y a Enseñanzas Medias no obligatorias (Bachillerato y Formación Profesional); y el “precio libre”, y por tanto variable, que establece el detallista para los libros destinados a la educación obligatoria (Primaria y ESO), tal y como recuerda la asociación.

“La reducción de las ayudas para la adquisición de libros y la congelación, cuando no supresión, de los programas de gratuidad han hecho que las ventas de libros de texto hayan caído un 7,4% en su conjunto, con especial incidencia en Educación Primaria (9,48%) y en Educación Secundaria Obligatoria (10,32%)”, explica la ANELE, para destacar que el gasto medio por alumno también se redujo el curso pasado un 8,9 por ciento.

Según explica, las perspectivas para el curso que arranca en septiembre “tampoco son positivas” porque “la crisis económica, con su secuela de recortes, se une la paralización del mercado educativo como consecuencia de la incertidumbre que ha generado la tramitación en las Cortes del proyecto de LOMCE, cuyo resultado inmediato ha sido la paralización de las compras de todos los programas de gratuidad”.

DEL 0,9 AL 1,3 POR CIENTO DE SUBIDA

En cuanto a los precios en sí de los libros de texto, el informe revela que para este curso se han incrementado en general un 1,1 por ciento respecto del año anterior, cuando subió un 2,39%. Así, los libros de Educación Infantil se han incrementado un 1,3%, los de Primaria y Secundaria un 1,1% y los destinados a otras enseñanzas medias han subido un 0,9%.

En cuanto al catálogo, las editoriales que forman parte de ANELE disponen de 31.341 títulos en soporte papel en todas las lenguas oficiales, de los que 12.833 corresponden a libros del alumno, 2.100 a libros del profesor, 6.087 a cuadernos de trabajo, 3.232 a material complementario y 7.089 que están sin clasificar.

El informe dedica un apartado a la edición digital dedicada a la educación, que se desarrolla a un ritmo “razonable” y cuya facturación, según ANELE, superará “en un par de años” el 10 por ciento, momento a partir del cual acelerará el ritmo “hasta equilibrarse con la de los libros en papel”.

En el año 2012, la facturación de los contenidos educativos en formato digital ascendió a 21,78 millones de euros, lo que representa un 2,7% de la facturación del sector. Este año se han editado 3.209 referencias en este formato, más del diez por ciento de todos los libros de enseñanza, frente a las 107 del año 2010. Si se tiene en cuenta que prácticamente todos los libros digitales pueden considerarse libros del alumno, estos representan ya una cantidad equivalente al 25% de los editados en papel.

 

Fuente:Yahoo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s