Diez trucos para escritores noveles: consejos de emergencia para empezar

sobre escritura

Antes de empezar a escribir debes tener claros los aspectos fundamentales de la historia. A continuación te indicamos varias cuestiones que debes plantearte y resolver, así como algunos consejos básicos para iniciarte en el camino de la escritura.

— ¿Quién es tu protagonista y qué es lo que quiere?

Recuerda que el deportista que quiere hacer ganar a su equipo el gran partido o la víctima de accidente de tráfico que quiere sobrevivir no son los únicos personajes interesantes.

— Cuando comienza la historia, ¿qué acciones moralmente significativas ha emprendido tu protagonista para lograr su objetivo?

“Moralmente significativas” no quiere decir que el protagonista tenga que ser convencionalmente “bueno”, sino que él o ella ya debería haber hecho una elección consciente, con repercusiones que impulsen el resto de la historia.

— ¿Qué consecuencias inesperadas, directamente relacionadas con los esfuerzos del protagonista por alcanzar su objetivo, incrementan la energía emocional de la historia?

Ten presente que las consecuencias inesperadas obligarán a tu protagonista a hacer una nueva elección, lo que a su vez dará lugar a nuevas consecuencias.

— ¿Qué detalles del escenario, de los diálogos y del tono ayudan realmente a contar la historia?

No vaciles en cortar cosas superfluas, como el personaje A diciéndole al personaje B algo que ya ha sido narrado previamente, o escenas que describen viajes y desplazamientos.

— ¿Qué decisión moralmente significativa hace tu protagonista en el climax de la narración?

Aunque el lector debe darse cuenta de esa decisión, lo ideal es que no la haya visto venir.

Evidentemente, basarse en experiencias tales como ganar un partido importante, recuperarse después de una enfermedad o lesión, o hacer frente a la muerte de un ser querido, son opciones atractivas para los escritores noveles que buscan un tema impactante. Sin embargo, la descripción de experiencias emocionales fuertes no es lo mismo que la generación de respuestas emocionales en el lector.

Para aquellos que buscáis estrategias de escritura a largo plazo, he aquí algunas ideas adicionales.

— Mantener un cuaderno de notas. Los cuadernos son “incubadoras” donde mantener a la espera de un posterior desarrollo fragmentos de conversaciones oídas por casualidad, frases expresivas, imágenes, ideas e interpretaciones sobre el mundo que nos rodea.

— Escribir regularmente, todos los días. Siéntate y compón frases un par de horas todos los días, incluso si no tienes ganas.

— Recoger las historias de todos los que conoces. Colecciona las historias que cuenta la gente a tu alrededor y utilízalas para tus propios fines. Estudia en ellas sus significados subyacentes y aplicaos a la comprensión de la condición humana.

— Leer, leer y leer. Lee todo Chéjov. A continuación, vuélvelo a a leer. Lee a Raymond Carver, Ernest Hemingway, Alice Munro, y Tobias Wolff. Si no tienes tiempo para leer a todos estos autores, no dejes a Chéjov. Él le enseñará más de  lo que cualquier profesor  o taller de escritura podría enseñarte.

 

Fuente:Sinjania

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s